Noticias

Beneficios de las proteínas: conocer mejor un nutriente esencial para nuestro cuerpo

proteinas

Sobre las proteínas se habla mucho, y a menudo no con demasiado criterio. Existen incluso leyendas negras que parecen no achacarles sino males varios: las caries, entre ellos. Sin embargo, las proteínas constituyen un nutriente absolutamente esencial para nuestro organismo, y cuyas propiedades es necesario que conozcamos con cierto detenimiento para poder disfrutar de una nutrición apropiada y sana.

 

Los beneficios de las proteínas se hallan en la misma base de nuestra nutrición, como una de sus piedras angulares, de sus pilares maestros. Las proteínas son uno de los principales macronutrientes que podemos hallar en los alimentos, y además están profusamente presentes en nuestro propio cuerpo, como uno de los materiales constructivos básicos de nuestras células, de nuestros tejidos, glándulas y órganos.

 

Así pues, nos es absolutamente fundamental conocer los beneficios de las proteínas como acervo de conocimientos de capital importancia para nuestra nutrición.

 

Qué aportan las proteínas a nuestro cuerpo

La función principal y primordial de las proteínas es de índole estructural, podríamos decir constructiva: contribuyen decisivamente a que los órganos y los demás sistemas que integran el organismo humano puedan formarse, desarrollarse, y renovarse o regenerarse. Además, desempeñan otras funciones en el seno de las células de cualquier ser vivo.

 

Pero ¿qué son exactamente las proteínas?, cabe preguntarse. Pues se trata de macromoléculas, principalmente formadas por nitrógeno, oxígeno, carbono e hidrógeno. Con frecuencia albergan asimismo minerales tales como zinc, fósforo, etc. La subdivisión más pequeña de las macromoléculas proteínicas son los aminoácidos, que a su vez contienen un grupo amino y un grupo carboxilo. Nuestro organismo absorbe las proteínas en aminoácidos y cadenas cortas de péptidos, razón por la cual la composición química de aquellas es determinante para poder conocer su valor nutricional real.

 

Para un mejor conocimiento de los beneficios de las proteínas, debemos pues conocer pues los tipos de aminoácidos, que se dividen en:

 

 

  • Aminoácidos esenciales. Leucina, histidina, isoleucina, lisina, fenilalanina, treonina, triptófano, metionina y valina. Deben ser absorbidos a partir de nuestra alimentación, ya que el cuerpo humano carece de ellos. Además, cada una de ellas posee beneficios propios que la distinguen de las otras. Así por ejemplo, la fenilalanina es fundamental para la formación de algunos neurotransmisores, y permite a nuestras hormonas mejorar el equilibrio anímico y disminuir nuestra percepción del dolor. La lisina es básica como material constructivo de tejidos. La metionina es de gran importante para consolidar células y tejidos y para la solidez y resistencia de pelo y uñas. El triptófano se emplea para generar neurotransmisores y hormonas como la seratonina y la melatonina.

 

  • Aminoácidos no esenciales. Se crean a partir de los anteriores. Ácido glutámico, arginina, asparragina, ácido aspártico, alanina, cisteína, glicina, glutamina, selina, prolina y tirosina. La tirosina es fundamental para generar determinados neurotransmisores, tales como la adrenalina, noradrenalina y dopamina. La cisteína es antioxidante, se emplea en el metabolismo de los ácidos grasos, y fortalece la piel, el pelo y las uñas. La glicina cumple una función energética por su almacenamiento de glucógeno (sustancia de reserva de energía presente en varios de los órganos de nuestro cuerpo, como por ejemplo el hígado). Etcétera.

 

Alimentos con proteínas

Existen abundantes alimentos con proteínas:

 

- Huevos, carnes, pescados, productos lácteos, contienen proteínas de origen animal. Curiosamente, el lomo embuchado contiene una alta concentración de proteínas y una correlativamente baja concentración de lípidos o grasas.

 

- Soja, champiñones, legumbres, frutos secos y cereales (sobre todo la quinoa, catalogada por la FAO como superproteína) contienen estas macromoléculas, pero de origen vegetal. La soja, igualmente una superproteína, alberga todos los aminoácidos esenciales, y además contiene el doble de proteínas que la carne, el cuádruple que el huevo, y 12 veces las proteínas de la leche y productos lácteos. En cuanto a la quinoa, contiene 16 aminoácidos, de los cuales incluye también todos los esenciales.

 

Los beneficios de consumir alimentos ricos en proteínas son, pues, totalmente evidentes. Tales beneficios de una dieta alta en proteínas resultan, como hemos podido ver, más que evidentes en la actividad diaria de nuestro organismo, y en su formación y consolidación.

 

¿Qué nos aportan las proteínas para los niños? Pues igualmente son primordiales para su desarrollo. Como granado ejemplo de lo que venimos diciendo, uno de los aminoácidos esenciales, concretamente la arginina, estimula la hormona del crecimiento.

 

En cuanto a los beneficios de las proteínas para los músculos, también resulta obvio y perogrullesco invocarlos, por el papel constructivo que según hemos visto, cabe a estas macromoléculas.

 

Así pues, pon proteínas en tu dieta. Son imprescindibles para tu cuerpo.