Noticias

Día Mundial contra el Cáncer

Día Mundial contra el Cáncer

Este dia se lo dedicamos a todas aquellas personas que están luchando día tras día contra el cáncer.

Hoy, día 4 de febrero, ha sido elegido como el Día Mundial contra el Cáncer, día designado en conjunto por la Organización Mundial de la Salud - OMS, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer -CIIC- y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC).

El cáncer es el nombre que se le da a un tipo de enfermedades relacionadas, en las que algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse y se diseminan a los tejidos del derredor.

El último Informe Mundial del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) relata que en 2012 se registraron 8,2 millones de casos, y que esa cifra ascenderá a 22 millones anuales en los próximos 20 años.

 

Gracias a los avances medicos, muchos tipos de cáncer pueden curarse mediante distintos tipos de cirugía, radioterapia o quimioterapia. Los expertos señalan que el riesgo disminuye de forma considerable cuando la detección de la enfermedad se da de forma temprana, por lo que se hace especial énfasis en las revisiones médicas anuales con el fin de detectar posibles signos de cáncer.

De esta forma, para fomentar medidas destinadas a la reducción de casos de cáncer, la OMS, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Unión Internacional contra el Cáncer, han proclamado el día 4 de febrero como el Día Mundial contra el Cáncer, con ánimo de concienciar a la gente sobre los síntomas y las prevenciones del desarrollo de esta enfermedad. 

 

Los médicos destacan deberíamos aumentar el consumo de algunos alimentos como son verduras de hoja verde (espinacas, lechuga romana, brécol o brócoli, escarola, col o berza, coliflor con cualidades anticancerígenas); frutas cítricas ricas en vitamina C y flavonoides (naranjas, limones, pomelos, mandarinas); soja y algunos de sus derivados (tofu, tempeh, “carne” de soja, harina, ricos en fitoestrógenos e isoflavonas); frutas ricas en carotenoides (naranjas, zanahorias, pimientos rojos, tomates, albaricoques; ricas en antioxidantes, fresas, frambuesas, arándanos, moras); verduras umbelíferas (apio, zanahoria, hinojo; frutos con hueso, melocotón, nectarina, albaricoque; lácteos desnatados, porque la lactosa y el calcio pueden ser favorables); cereales integrales (arroz, pan, pastas, avena); legumbres, (judías blancas, garbanzos, lentejas, sin acompañamientos grasos) para prevenir esta enfermedad.

 

Pero también existen los alimentos  que se deberían evitar ya que pueden estimular el cáncer. Estos son algunos de ellos: comidas con mucha grasa, sobre todo saturadas de quesos, mantequilla, embutidos, tocino, carnes grasas, coco, aceites de palma y palmiste; grasas “trans” hidrogenadas que figuran en platos preparados y precocinados, patatas “chips”, como “grasa vegetal”; exceso de aceites poliinsaturados, girasol, maíz, soja; gran consumo de carnes rojas sobre todo muy hechas, el alcohol;  alimentos de índice glucémico (IG) alto, glucosa, maltosa, miel, puré de patatas instantáneo, arroz blanco, copos de maíz.