Noticias

Los beneficios de la carne

09-05-2018

Beneficios de una pieza de carne

La información nutricional de la carne es conocida por la mayoría de las personas, puesto que es un alimento muy completo y beneficioso para nuestro organismo, además de sabroso para nuestro paladar.

 

Como todos los alimentos, su ingesta debe ser controlada y variarla a lo largo de la semana para así mantener una dieta equilibrada y aprovechar todos los beneficios que puede aportarnos, manteniéndonos alejados de los posibles daños que puede hacernos comer demasiada carne, como por ejemplo aumentar nuestros niveles de colesterol.

Unos tipos de carne tienen más grasa que otras, así como algunas carnes tienen más sabor que otras, características que también varían su precio. Por ejemplo, la pechuga de pavo es la que menos grasa tiene junto a la carne de conejo y de pato, mientras que el fiambre será la que generalmente más grasa tenga, siendo la carne más magra que podamos encontrar. Según lo que busquemos, podemos elegir entre una gran variedad de carnes, ya que todas portan proteínas y vitaminas buenas para nuestros organismos, pero dependiendo de más factores, escogeremos entre unas u otras.

¿Qué nos aporta la ingesta de carne?

Estimula el sistema inmunológico. Vitaminas del grupo B, como B12 y B2 en el caso del solomillo y vitaminas B1 en el caso de la carne porcina, que tiene un papel muy importante para el metabolismo y en la circulación de la sangre.

 

Promueve el crecimiento y reparación muscular gracias a la gran cantidad de proteína y zinc que contiene la carne, además de la carnitina, encontrada en su mayoría en carnes rojas, y que promueve el consumo de ácidos grasos en el cuerpo, convirtiendo esa grasa en energía.

 

Gracias a los minerales que encontramos en la carne, como el hierro, calcio, fósforo, magnesio y potasio, el consumo de carne mejora y apoya la salud digestiva, la circulación y el funcionamiento del cerebro, evitando problemas de salud como la anemia; además de que algunas carnes también contienen zinc, que resulta muy beneficioso para la piel, las uñas y el cabello. A todo esto se le añade que la carne tiene gran contenido en agua, contribuyendo a los niveles de hidratación de nuestro cuerpo.

 

La carne también nos proporciona los tipos de aminoácidos que ayudan a hacer la digestión, y estos no pueden ser fabricados por nuestro propio organismo.

 

La carne de oveja o cordero tiene también ácidos grasos beneficiosos como el omega 3 y omega 6, que producen un efecto antiinflamatorio que aumenta las defensas, por lo que también influirá positivamente en el sistema inmunológico, tal y como hemos dicho anteriormente.

 

Como podemos ver, incluir la carne en nuestra dieta es algo muy sano y beneficioso para nuestro organismo, por eso en Pasiones Argentinas seleccionamos las mejores carnes para cuidaros cada vez que venís a disfrutar de nuestros platos, siempre acompañadas de guarniciones también provechosas para el cuerpo.