Noticias

Platos de carne para comer fríos

16-08-2018

carpaccio de ternera

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, todos buscamos comidas más frescas y ligeras que en otra temporada del año.

 

Aunque seamos amantes de la carne, es cierto que en verano apetecen más sopas frías como la de tomate, o directamente un buen gazpacho o salmorejo frío. También ensaladas de legumbre o de pasta en vez de guisos… Siempre buscamos opciones más veraniegas a la hora de comer o cenar, que no nos resulten pesadas ni nos acaloren aún más.

 

Pero no es cierto que en verano la carne la sintamos más pesada, ya que existen múltiples opciones de comer este alimento de manera fría. Por eso, como restaurante de carne argentina, hoy os contamos qué platos de carne podemos preparar este verano para disfrutarlos fríos, con diferentes tipos de carne, y cómo prepararlos.

Steak tartar

El steak tartar es un plato que en los últimos años ha tomado mucha fama, sobre todo en las épocas más calurosas, aunque se puede disfrutar en cualquier momento del año.

 

El steak tartar puede ser tanto de carne de buey como de solomillo, pero siempre que sea de gran calidad y carne fresca, ya que de eso dependerá el resultado del plato. Sea cual sea el tipo de carne, debe tener el mínimo porcentaje de grasa.

 

Picamos la carne, la mezclamos con un poco de sal, pimienta, mostaza, unas gotas de limón y salsa perrins, además de picante si nos gusta ese tipo de sabores. Mientras lo mantenemos en frío, picamos en un bol perejil, cebolleta y alcaparras. Lo mezclamos todo en un bol y lo ponemos en un plato, podemos ayudarnos de un molde en forma de aro si queremos sorprender con la presentación. Hacemos un ligero hundimiento sobre el tartar para poder una yema de huevo, y terminar con una pizca de sal y pimienta, siempre al gusto.

 

Carpaccio de ternera

Aunque su presentación suela ser sofisticada y sorprenda a los comensales, que no te engañen. La receta del carpaccio de ternera es sencilla y muy nutritiva. Es un excelente aporte de proteínas con el mínimo porcentaje de grasa, inexistente si la carne está bien limpia.

 

Antes de cortar la carne, es aconsejable envolverla en papel de film de cocina e introducirlo en el congelador durante unos 30 minutos para facilitar después su corte, que será lo más fino posible. Mientras está la carne en el congelador, podemos ir cortando queso parmesano en láminas o, en su defecto, rayarlo, que decorará y dará sabor al carpaccio.

 

Una vez cortada la carne de ternera en láminas finas con un cuchillo afilado, las iremos colocando en una fuente, y la condimentaremos con una salsa realizada con un poco de zumo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta negra. Pondremos el queso parmesano encima, y si queremos completar el plato, pondremos unas hojas de rúcula previamente lavadas.

 

Rollo de carne de pavo relleno

Un delicioso y tradicional plato que encanta a niños y mayores. Un rollo de carne de pavo relleno de jamón y queso es una excelente opción para cenar frías y divertidas con los más pequeños de la casa. Siempre podemos variar el relleno añadiendo más ingredientes si así queremos, como pimientos, cebolla o algún tipo de fruta. ¡Con piña quedan deliciosos!

 

Para comenzar este plato, necesitaremos una pechuga de pavo cortada en libro, y tras salpimentarla, pondremos encima las lonchas de jamón y queso. Si nos gusta la carne jugosa, podemos añadir una loncha fina de panceta. Ahora llega lo divertido que podrán hacer los niños: enrollar la carne formando el rollo que da nombre al plato, y envolverlo en una redecilla o con hilo de cocinar. Pintamos el rollo con aceite de oliva, y lo metemos al horno. Cuando esté listo, podemos acompañarlo con verduras, puré de patata… ¡Lo que más nos guste!

 

Ensalada de pollo

Un clásico es la ensalada de pollo. Pudiendo comerla en cualquier temporada del año, es una opción que apetece mucho en verano. Dependiendo de con qué la sazonemos, puede ser una opción muy sana y nutritiva.

 

Cortamos la pechuga de pollo en tiras para hacerlas a la plancha. Mientras se hacen, cortaremos diferentes tipos de lechuga para dar color a la ensalada. También tomate, maíz, dados de queso, e incluso frutas como manzana. Una vez esté listo el pollo, lo añadiremos al resto de la ensalada, pudiendo sazonarla con un poco de aceite y vinagre, con pimienta, mostaza, o incluso salsa rosa o la famosa salsa césar. Tú eliges.

 

 

Si buscas comer carne argentina de buena calidad, no dudes en visitar uno de nuestros restaurantes argentinos en Madrid. En Pasiones Argentinas, haga frío o calor, seguro que tenemos una opción para ti.