Noticias

Claves para conseguir la barbacoa perfecta

barbacoa perfecta

La barbacoa perfecta ya está en mente de no pocos gourmets y no pocos glotones y amantes varios del hedonismo y de la buena mesa. Y ahora, con la canícula, llega el momento para muchos de disfrutar de una velada social, en que la barbacoa, los vinos y cervezas, la conversación y el jolgorio sean los protagonistas.

 

Con la llegada del verano, comenzó la temporada de salir a comer al aire libre para disfrutar del buen tiempo. La barbacoa es la opción gastronómica más escogida en estos meses, insustituible como reunión con familiares o amigos.

 

En España siempre se ha practicado esta celebración gastronómica, en la que las carnes rojas, e incluso verduras y patatas, son protagonistas. Aunque por su aparente facilidad haya gente que se piense que simplemente con echar carne a la brasa todo sale bien, en realidad no han cocinado una barbacoa nunca. Debemos seguir unas pautas y recomendaciones para que la carne y todos los alimentos que asemos salgan jugosos y no demasiado tostados, o incluso quemados. El más prestigioso experto en barbacoas y parrillas de nuestro país, Juan Manuel Benayas, opina que “la cultura de la barbacoa en España está todavía en pañales”. Ello es que nos queda mucho por aprender para poder conseguir la barbacoa óptima. Se dice que este es el primer método de cocción y de guisado de la historia: por lo tanto, sus entresijos son mucho más numerosos de lo que podamos, en un principio, imaginar.

 

Como expertos en braseros argentinos, os damos los trucos para conseguir una barbacoa perfecta y deliciosa:

 

Organización

 

La organización o previa planificación de cómo se hará la barbacoa, y de cuándo encenderemos las brasas para comenzar a cocinar cuando estén preparadas, será la clave principal para que todo salga bien. Lo primero de todo es saber escoger un lugar seguro, cosa que desgraciadamente no siempre se hace, y la mucha inconsciencia de que han hecho gala algunos compatriotas ha dado lugar a que en España haya numerosos lugares naturales donde hacer fuego está terminantemente prohibido.

 

A la hora de cocinar la barbacoa perfecta, la seguridad es clave. Y cuando vayamos a cocinar en brasa, el fuego no puede dejarse solo alegremente, sino que debemos estar controlándolo, vigilándolo, tapándolo adecuadamente, o apagándolo. De lo contrario, por obra de imponderables como el viento puede producirse algún desastre. He aquí otro aspecto a tener muy en cuenta para la barbacoa óptima.

 

Si vamos haciendo las cosas sobre la marcha, no esperaremos el tiempo que las brasas necesitan para estar óptimas para cocinar, y terminaremos comiendo carne quemada por fuera y cruda por dentro. Por eso, tener una sencilla planificación de cuándo encenderemos la barbacoa, y una organización de la comida para tenerla preparada por los tiempos que necesita, nos facilitará mucho la tarea.

 

Las brasas

 

El secreto de una buena barbacoa reside en sus brasas. Pueden ser de carbón vegetal o de leña, y si el carbón es de buena calidad, no se apreciará diferencia. Si tenemos prisa, el carbón es mejor opción, puesto que al estar ya carbonizado, tardará mucho menos en convertirse en brasas y estar listo para cocinar. Por supuesto, si tenemos tiempo, la leña puede dar un toque a la carne muy especial dependiendo del tipo que elijamos. El aroma de ciertas leñas puede dar un sabor característico a la carne que cocinemos en sus brasas, por lo que puede ser la opción escogida si queremos hacer una barbacoa mucho más exquisita para los comensales.

 

Para encender las brasas, será mejor opción intentar hacerlo con cerillas y ayudarnos de ramas o piñas secas, pero si no disponemos de estos materiales que nos aporta la propia naturaleza, existen pastillas de encender o líquidos inflamables especiales para comenzar barbacoas. Debemos utilizarlos con precaución, ya que tienen riesgo, tanto como de combustión, como de contaminar los alimentos.

 

Lo importante para comenzar a cocinar es que la llama desaparezca, ya que puede quemar los alimentos que posemos sobre la barbacoa. Uno de los mayores errores que se producen en las barbacoas caseras es ese: no esperar a que las brasas estén calmadas. Después, que el calor se reparta de manera uniforme es esencial para que todos los alimentos se cocinen por igual.

 

En el transcurso de la barbacoa podemos ver cómo las llamas pueden avivarse, lo que ocurrirá si alimentos como puede ser el chorizo suelten grasa. Si esto ocurre, debemos acabar con ellas antes de seguir cocinando, siendo una de las maneras más usadas apaciguarlas con sal.

 

Además de las brasas propiamente dicha, es de gran importancia tener un buen recipiente, seguro y sólido, y huir de las barbacoas de bajo precio, que pueden cojear, o ver tempranamente descascarillada su pintura y darnos algún serio disgusto. La barbacoa tiene que tener una buena tapa, que permita cerrarla para mayor seguridad y regular la cocción.

 

Conocer los tiempos

 

La clave para cocinar cualquier tipo de plato es el tiempo. Conocer el tiempo que necesita cada alimento para cocinarse es esencial para organizar la barbacoa y cómo se llevará a cabo. Algunas carnes necesitan más tiempos que otras, así como otros alimentos si los añadimos, como verduras o patatas. En cuanto a unas carnes u otras, también hay diferencia. Por ejemplo, la carne de ternera tarda menos en cocinarse que la de pollo, por lo que es algo que tendremos que tener en cuenta para cocinarla después.

 

Además, si seguimos hablando de carne, para que resulte jugosa, no debemos darle la vuelta a la pieza hasta que esté ya perfectamente cocinada por uno de los lados. En cuanto a la sal, es recomendable echarla una vez cocinados los productos, ya que si la esparcimos antes liberará los jugos de la carne y después resultará muy seca.

 

Y si prefieres simplemente disfrutar de una buena barbacoa sin tener que esforzarte, siempre puedes venir a uno de nuestros restaurantes argentinos en Madrid. Somos expertos en la barbacoa perfecta.